lunes, 29 de diciembre de 2014

Le Petit Poète X: La Cincomarzada

Maldijo la hora en la que los pipsters habían vuelto a poner de moda lo de la riñonera. Igual si hubiera llevado una mariconera de las de toda la vida otro gallo hubiese cantao y ahora tendría su cartera intacta y su agenda B en lugar seguro.  La cosa era torturarse.

Ahórrate las ganas de matar.
Agarra
la hoja en blanco y derrama el ácido azul
del estómago que brama más allá de la marea.


Estaba a punto de inaugurarse el MOSTRAFORUM.  En varias ocasiones le había pedido al Romano ser el invitado estrella el día de la inauguracion. NO PARECE ALGO MUY APROPIADO, PETIT le había soltao. Todo el mundillo de las letras rimadas hervía en la gran olla del valle mordiéndose las uñas de pura incertidumbre.  Algunos hablaban del CLAN DE LAS BOSNIAS aunque varias voces preconizaban la separación inminente del clan siendo la bosnia lista la que apuntaba más alto en cuanto a una futura carrera en solitario. Para eso era la lista.  Las apuestas también daban como caballo ganador al finado Olaf que había abandonado la carrera de forma precipitada.  

LO TUYO LO VAMOS A DEJAR PARA LA CINCOMARZADA, PETIT, QUÉ TE PARECE? Pues le parecía una mierda.  La Cincomarzada era una festividad menor que nadie sabía ni lo que se celebraba, que si los franceses, que si los carlistas, que si la entrada de la primavera y para colmo la gente se iba a comer al campo aunque hiciera un frío de esos que se cagan los gorriones.  Estaba claro que El Romano lo utilizaba a su antojo y no tenía en muy buena consideración su técnica depurada ni su rima clásica. Vamos, que no confiaba en él pese a haberle demostrado con creces su exquisito don de gentes.


Poetas cabreados el día de la Cincomarzada


Estaba magullado, acojonado, sin coartada para lo del vikingo porque La Portuguesa se había picao bastante y estaba súper despechada.  El Romano mucho con que HACEMOS LO QUE PODEMOS y tal, pero que le Petit tenía a un tipo las 24 horas del día vigilando su puerta sin descanso para ver si lo pillaba en un renuncio.  La bosnia fea pero altamente carismática, su Sabina, su diosa del este, mosqueada perdida y sin apetito sexual.  Su vida empezaba a ser un laberinto de nacionalidades varias cuya única salida daba al mar muerto.

Se acordó de lo que se habían torcido las cosas desde aquella noche febril en la que decidió participar en un slam.  Un slam era en cuanto a poesía lo que la cincomarzada en relación a las festividades lugareñas. Un sarao de segunda clase, un versillo de arte menor.

A TOMAR POR SACO TODO!!! Le Petit Poète liberó su rabia contenida y se compuso un poema de tres minutos con todos los versos medio buenos que había en su bote de infusiones.  Un poema apestoso pero apasionado, sin rima pero con pausas, vengativo, rancio, pestilente, pero que bien recitado tenía su aquel.

Y salió de su retiro: AL CARAJO EL TÍO AQUEL QUE HACE GUARDIA EN MI PUERTA, al carajo la secreta, al carajo la discreción, la conexión segura del wifi, la dieta crudivora y lo de no volver a casa dos veces seguidas por el mismo puente del Ebro. 
Se echó a las calles.  
Se echó a la noche y no sentía ni el cierzo helado que cortaba los labios de los valleses y vallesas que se habían atrevido a salir de casa. QUIZÁ UN LIGERO ESCALOFRÍO EN LA ESPINA DORSAL, SÍ, pero como acababa de meterse entre pecho y espalda una buena platerada de Fetuccini con salsa Toscana lo achacó a eso, puesto que como bien reza el dicho popular:


El Vallés fino 
después de comer
tiene frío.

Esa noche no iba a comerse las uvas solo, no. Esa noche iba a tomarse todos los Flor de Caña que le permitiera el cuerpo, se iba a ligar a la guapa, que ya valía de carismas y gilipolleces, y por encima de todo y de todos, esa noche iba a ganarse el último Slam del año, el Gran Slam de Nochevieja presentado por Anita Estragón, la autora por antonomasia de microrrelatos de terror, ya en el ocaso de su carrera, que lucía el mismo vestido rojo con apertura lateral a lo Angelina Jolie desde la nochevieja del 87.

domingo, 28 de diciembre de 2014

Vermú Poético en el Vinagre & Rock

El viernes 26 se presentaba un poemario en forma de Vermú Poético en el Vinagre & Rock.
Duele, de Fernando Gil.
Algunos poetas se acercaron,
y una guitarra.
Las Hermanas del Hambre se marcaron unos versos sin paraguas ni anestesias,
a lo loco,
improvisado.
Un niño aplaudió mucho.
Mucho mucho.
Yo creo que estuvo a punto de robar el micro
y salir a cantar.

Vinagre_rock_hermanas_del_hambre
Fan atento
Charo de la Varga leyó uno de los poemas de las Hermanas del Hambre, que a su vez forma parte del proyecto El Clan de las Bosnias.  Atentos a las noticias, que el 2015 promete!

Se están cayendo todas las estatuas.
Y tú que de rodillas rezabas a la sombra del metal
has visto pasar el río sin peces 
ni barcos 
ni adioses, 
nada más que agua negra
como mi pena negra, 
sin luces, 
sin voces, 
sin vuelo nervioso de colibrí.
Pasaban las hermanas del hambre con sus paraguas desplegados
y a esto de mi estómago lo llamaban mariposas.
Mira, 
es otra cosa lo que me pasa
sabes, 
es como la risa de los niños de las casitas de adobe que se desmoronan con la lluvia,
es algo breve que abreva en tu río y descansa a la sombra de las estatuas.
Sentados en la orilla comiéndonos los racimos de tristezas, 
como uvas dulzonas,
escupimos las semillas hacia el puente viejo.
Nos tuvieron envidia, en algún momento, los ojos sin vida de los caídos.
Y en su estupor creímos ver un ahora sin siempres ni nuncas, 
un infinito revelado.

-Hermanas del Hambre-
(Poema YOYO nº1)

Hermanas del Hambre en Facebook: https://www.facebook.com/HermanasdelHambre

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Le Petit Poète IX: nada es fácil

LA CULPA DE LAS EXTRANJERAS. NO HAY NADIE MÁS EN ESTE PUB O QUÉ?

La diosa del este no se tomó muy bien la teoría de Le Petit sobre la extraña desaparición de su cartera. Lo cierto es que no era únicamente la cartera lo que le faltaba al pseudo-poeta.  La agenda. La maldita agenda llena de iniciales, fechas y cantidades tampoco estaba ya ocupando su lugar en la riñonera de piel vuelta.

Los papeles de Le Petit


Las tres miembras del CLAN DE LAS BOSNIAS se habían puesto nerviosicas perdidas cuando Le Petit insinuó que eran balcánicas de mano larga y enseguida se replegaron en plan piña pasando a la ofensiva. YA ESTAMOS CON QUE LA ABUELA FUMA dijo la lista, QUE SI SOMOS FEAS, QUE SI NOS PONE LO AJENO... CRÍA FAMA Y ÉCHATE A DORMIR.
YO SÓLO DIGO QUE ME HABÉIS LIAO CON LO DE LA POESÍA ERÓTICA Y AQUÍ HUELE TODO A CUERNO QUEMAO se defendía sin argumentos Le Petit.  Era una corazonada, sólo eso, pero pondría la mano en el fuego...

No cal que diga que la Bešić no quiso ya ni mandanga ni loft en el corredor verde ni artes amatorias orientales. Se fue todo a la mierda. A LA MIERDAAAAAA. Y después de haberse creído uno por un momento que era el rey del mambo, con sus coderas y todo, que tenía el mango por la sartén, pues es muy duro ver como la musa pasa de la caída de ojos a la mirada de asco en un pis-pas.

Hecho un trapico se retiró el poetastro aquella noche maldiciendo. Maldecir se había convertido ya en una costumbre insana, maldecir la hora en que conoció a la enigmática bosnia, al Romano, todo el rollete ese de TÚ NOS AYUDAS Y NOSOTROS TE AYUDAMOS, PETIT, aquello del MEJOR VERSEADOR DEL VALLE o LOS POETAS MOLAN.  En esas estaba cuando notó una presencia inquietante a sus espaldas, bueno, dos presencias. Se dio la vuelta turbado y no le dio tiempo ni a pestañear que ya estaba tirado en el suelo con dos maromos encima.

MIRA MIRA A QUIÉN NOS HA TRAÍDO EL CIERZO dijo el más jóven.

MENUDO PALOMO. ÉSTE NOS VA A CANTAR LA TRAVIATA O EL SARANDONGA, EH??

Pintaba mal.  Comprendió enseguida que aquellos armarios formaban parte del mobiliario de la secreta.  Estaba recibiendo por todas partes, le sangraba la nariz y hasta los tipejos se atrevieron a arrancarle las coderas (jodíos polis), pero la cosa es que no se atrevía ni a rechistar con el tema éste de la ORDENANZA BOZAL, no le fueran a caer encima 30.000 euriles de nada por abrir la boca.

Y AHORA NOS VAS A CONTAR LO DEL NORUEGO, VALE MAÑO??? EMPIEZA A PIAR QUE AQUÍ TRAIGO ALPISTE

Con que por ahí iban los tiros. CAGÜENSOSDELREYCATÓLICO pensó Le Petit Poète A MÍ ME VAN A ENDIÑAR EL MUERTO O QUÉ?. YO NO TENGO NADA QUE VER CON ESO. QUE ESTUVE CON MARGARITA DOMINGUES.  SABÉIS VOSOTROS QUIÉN ES MARGARITA DOMINGUES?? QUE ES LA MANO DERECHA DE MEDIAVILLA!! QUE ME LA LLEVÉ A COMER ARITOS CRUJIENTES CRUJIENTES AL GARITO ESE NUEVO Y ...

Recibió otra como un pan de grande y el más mayorcete empezó a presionar.

CON LA PORTUGUESA DICES??  PUES RESULTA QUE LA JEFA DEL GABINETE NO CUENTA LA MISMA VERSIÓN DE LOS HECHOS, NO. QUE LE HICISTE LA COBRA POR LO MENOS UN PAR DE VECES Y LA METISTE A UN TAXI SOLICA Y MEDIO ENDROGÁ.  A VER QUE CONTESTAS A ESO PALOMO.

Después de unos minutos de interrogatorio brutal, consiguió convencer a los dos miembros de la secreta, o eso pensaba, de que no tenía nada que ver con Olaf ni su batamanta ni los versos verderoles que habían aparecido en su pared.  No nombró a Sabina ni a sus alegrías bosnias, ni mucho menos les dijo que había escrito poemas de amor y odio inspirados en los perfectos abdominales del infeliz poeta vikingo.

A VER SI NO TE METES EN MÁS EMPANTULLOS, PO-E-TA. QUE TE TENEMOS BIEN ENFILAO.

Llegó a casa, a su flamante loft con vistas al escarpe, aturdido y confuso, sin saber por donde le daba el aire.  En esto que recibió un SMS (que ya hace falta ser panolis para mandar un SMS a estas alturas) y le vibró el móvil dentro de la riñonera de piel vuelta.

PETIT, NADA ES FÁCIL
PERO HACEMOS LO QUE PODEMOS.
ÁNIMO
- Romualdo Pons, El Romano-

martes, 23 de diciembre de 2014

Le Petit Poète XVIII: El Clan de las Bosnias

QUIERO QUE SEA MÍO EL PAISAJE QUE ESCONDE

TU MONTE SECRETO


Las chicas estas del CLAN DE LAS BOSNIAS pasaban tres pueblos de la poesía erótica.  Criticaron a diestro y siniestro el estilo y la técnica del difunto Olaf mientras la Bešić torcía el morro y le lanzaba miraditas suplicantes.
AHORA LE VAS A SUPLICAR A QUIEN YO TE DIGA, MAJA pensaba le petit poète para sus adentros.  Bastante tenía con aguantar a las tres bosnias ariscas y engreídas que acababan de actuar hacía escasos minutos ante un público frío que las recibió con cierto escepticismo. 
Estaban de mal café y se les notaba mucho, pero es que se habían cascao una nana al final de su repertorio que dejó mal sabor en la boca de los asistentes. Un regusto amargo. No se puede salir a cantar una nana bosnia si llevas toda la semana de juerga en juerga pimplando orujo de los balcanes, joder. Un poquito de profesionalidad.  Ahora que a éstas les resbalaba todo.  Vivían de las rentas de una gloria pasada y envueltas en un halo de misterio ocupaban los mejores carteles del país entero.

Olaf estaba tieso bajo algún ciprés y la Bešić, que para ser tan fea fijaté tú lo que triunfaba, sabría porqué.  Le petit estaba un poco hasta el moño de todo y se pidió otro Flor de caña sin invitar a las bosnias ni nada. QUE LES JODAN. Él iba a lo suyo, a sus propios business y de momento había conseguido todos los objetivos que le habían encomendado.  
  • Se ventiló a La Portuguesa en un visto y no visto. 
  • Se había marcao un viaje a las Rias Baixas en coche oficial, a cuenta de la concejalía de verso y prosa y asuntos performánticos, rodeado de escoltas de esos con gafas, pinganillos y rima consotante para comerse una mariscada con el director general de la editorial cartonera más puntera. Al final el hombre no pudo acudir porque le operaron de urgencia de una protesis de cadera, pero acudió la prensa y le hicieron fotos brindando con su secretaria con la que compartió percebes y colchón de agua.
  • Repartió sobres a varios miembros de la oposicion que le prometieron puestos de los buenos como asesor en algunas de sus empresas amigas.
  • Se hizo el selfie más guay de la historia de los selfie con Mike Mcdonalds y la portada de su último best seller "Guía de buenas prácticas en el ejercicio de la poesía y otros poemas de amor desencantado". 
  •  
Estaba que se salía y le importaba todo tres pitos. Las poetas más cool de la ciudad se morían por una noche de sexo desenfrenado con semejante agitador cultural. Él les dejaba notas en la mesilla de noche cuando las abandonaba, en plan CUANDO BRILLE EL SOL, OLVÍDATE DE MÍ. Se lo rifaban para las cenas y reuniones donde se cortaba el bacalao y a veces incluso rechazaba la invitación argumentando problemas de agenda. Se había puesto el pelo a lo Pipster, usaba pantalón pitillo y chaquetas con coderas, tenía una taza pintada a mano para el desayuno que decía PERSIGUE TUS SUEÑOS QUE ESTÁS MUY BUENO. Joder, si es que le iba todo rodao.
A TOMAR POR SACO TODO se dijo. ¿QUIERES OTRA AGUA CON GAS DE VILAJUÏGA? le preguntó a la Bešić. Y va y la moza le hace la caidita de ojos de los huevos y le dice que sí, separándose un poco de LAS BOSNIAS que seguían a lo suyo. CON UNA RODAJA DE LIMÓN, POR FAVOR. Estaba claro que ahora que ya no era un mindundi, la diosa del este quería mandanga. PUES VAS A TENER MANDANGA se dijo para sus adentros Le Petit. Le pilló tres aguas más de esas con gas mientras hablaban del desafortunado final del guapérrimo poeta escandinavo.  Él se apretó otros tantos Flor de Caña y empezó con la tontería de que QUÉ BIEN TE SIENTA EL GRIS, CHICA y que si QUÉ BIEN NOS LO PASAMOS LA NOCHE AQUELLA DEL SLAM, EH?
La tenía ya en el bote y decidió pasar a la acción. La llevaría a su nuevo loft en el corredor verde del Ebro y la iba a dejar muerta con las técnicas amatorias Tao que llevaba un tiempecillo practicando.  Así que pidió la cuenta rápidamente y se dispuso a pagar lo suyo y lo de toda la nación bosnia cuando al meterse la mano a la riñonera de piel vuelta se dio cuenta de que le faltaba la cartera.
ME CAGO EN LA PELOS, QUE ME HAN ROBAO! 
Se hizo un silencio incómodo y seguidamente la bosnia guapa se remeneó en el asiento y le lanzó una mirada de soslayo. 
OIGA, A MÍ NO ME MIRE.
 

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Versos sueltos sin sentido

Hay días en los que acepto escribir versos por encargo.  Una persona de vez en cuando me encarga cosas.  Por ejemplo, un día me dijo que subían la luz un no sé cuantos por ciento, ahora que empieza el frío.  Que a ver si le escribía un poema, y yo le dije

Suben la luz (un 11%) ahora que empieza el frío
y yo ya imagino lo tersa que estará mi piel para el verano
si sobrevivo.

Luego la cosa se fue poniendo más dura y tuve que ir agrupando encargos.

Se hace la noche prematura en los relojes 
y te pones esa canción una y otra vez 
una y otra vez
te pone esa canción, te pone bruta
y tú que eres ángel reniegas de dios.
Su hermosa voz tiene que ver
con el temblor que recorre tus cimientos,
por ejemplo.
Hay otra canción que dice
no sé qué de smellear smellicap.
Todo huele mal en esa canción
pero su voz de puta es la más bonita del universo.


Me ha pedido que utilice la espiral del sinsentido, pero a estas horas no me hallo.  Solamente se me ha ocurrido inaugurar una sección de versos sueltos sin sentido, por si otro día me pide algo algo que tenga el lugar que se merece.

Hoy dejo na más que algunas reflexiones: creo que estamos rodeados de gente que no se da cuenta. Ellos van a lo suyo, y nosotras a lo nuestro.  Por ejemplo, alguien comparte una foto de esas de "comparte esta foto si tu tía tercera la del pueblo es lo mejor que te ha pasao en la vida" mientras tú estás viendo caricaturas que tienen de protagonista a Paquirrín.  Ellos están ahí, junto a nosotras, y a veces incluso hablan, pero te digo yo que no estamos revueltos.

No participan de nuestro gozo.
Ahí lo dejo.