martes, 24 de mayo de 2016

Mi versión del mundo


Una mesa llena de migas de pan. Un señor se adelanta y coge antes que yo el periódico. No sé si hacer verdura de primero o verdura de primero. Me tocan cuarenta sentadillas y trescientos abdominales. No me toca que me toquen hoy los euromillones.  La carpeta de spam está llena de spam. Estoy viendo si me llega para un fin de semana en la playa o en el pueblo. La cámara del móvil no enfoca. Lo he visto pasar pero no le he dicho nada. Se me ha roto el grifo de la cocina. Resulta que nunca plancho. Resulta que hace mucho que no limpio los cristales. Una anciana lleva el carro lleno de comida para palomas. Mamá, tú no mandas. Manda dios glorioso(1). La tortilla de este bar sabe a pescado. Mira, os he traído magdalenas. Mira, hay seis meses de lista de espera. Mira, la primavera no llega ni a tiros. El sábado una mujer se tiró por la ventana o la tiraron. Hay que pasar a visar las recetas. Hay que pasar la pensión del niño. Hay que cuidar las amistades. A veces soy mala. A veces muy mala y a veces un cielo(2).  Yo tengo unas normas y cuando quiero me las salto.  Nadie me manda mensajes.  Ha perdido el interés. Ya no me importo. Por favor, dejad de mandarme mensajes. Fíjate qué hora es y yo sin hacer la cena.  Fíjate qué hora es y yo sin escribir el poema.  Fíjate qué hora es, y los ojos como platos.  Acabo de fregar el suelo, no quiero ver ni una sola miga. No seas así, hombre, que sólo quería leer el horóscopo.

Usted puede transcribirla en diferentes lenguajes o darme de ella muchas visiones, 
a usted puede parecerle todo una mentira pero esta es mi versión del mundo.

(1) Adrián
(2) A veces un cielo, Hotel Lichis. La Cabra Mecánica.